5 maneras de impulsar tu negocio durante una crisis.

Team

Una vez que hayas estabilizado tu negocio, es hora de centrarte en el futuro. Aquí hay 5 formas de impulsar tu negocio no solo para sobrevivir, sino también para prosperar:

1. Súbete al tren digital

Si te estás quedando sin una tienda física, es hora de encontrar la versión digital del trabajo que estabas haciendo. ¿Puedes entregar tu producto o servicio electrónicamente? La pandemia ha golpeado especialmente a los restaurantes, y muchos han pasado a la entrega en línea y a los pedidos para llevar.

Si posees una boutique, ahora es un buen momento para lanzar una tienda de comercio electrónico con una prueba de Shopify de 90 días. Si eres un instructor de acondicionamiento físico, puedes realizar tus clases de entrenamiento regulares prácticamente con Zoom. Si es una empresa de diseño de interiores, cambia a consultas virtuales, también puedes crear contenido con enlaces para comprar productos. Los agentes inmobiliarios han adoptado una presencia virtual, desde hacer recorridos en 3D, Facebook Live y recorridos virtuales, hasta incluso presentar hogares en TikTok.

Con todos atrapados en casa, la demanda de contenido en línea es más alta que nunca.

Pregúntate: ¿qué puedes proporcionar en línea?

2. Aprovecha tus activos y recursos existentes

Aprovecha tus activos y recursos actuales y alinéalos con las necesidades actuales de tus clientes. ¿Qué podrías cambiar para satisfacer esas necesidades?

Las empresas de todos los tamaños ya están haciendo cambios exitosos para satisfacer las diferentes necesidades de los clientes y continuar operando. Los fabricantes de cosméticos como LVMH, que posee marcas de perfumes y maquillaje de lujo, se han pasado a la fabricación de desinfectantes para manos, aprovechando su experiencia y capacidades de producción. Grandes fabricantes de ropa como Gap, Nike, Zara y Brooks Brothers, están utilizando sus fábricas para hacer máscaras, vestidos y exfoliantes.

Pregúntate: ¿qué es lo que más necesita la gente en este momento? ¿Cómo puede mi empresa cumplir esa necesidad con sus recursos existentes? Si mi negocio no puede operar, ¿hay alguna forma de pasar a lo digital o a un negocio que se considera esencial?

3. Profundiza la lealtad con los clientes existentes

Estamos todos juntos en esto. Se real, auténtico y transparente sobre tus esfuerzos para servir a tus clientes lo mejor que puedas, y hazles saber cómo pueden ayudarte.  Los clientes fieles son campeones de tu empresa y embajadores de la marca. Continúa manteniendo una relación sólida con tus clientes, ya sea directamente, individualmente, en boletines informativos o en las redes sociales. Muéstrales que te importan. ¡La confianza importa (más que nunca)!

Dado que las personas pasan cada vez más tiempo en línea, es un buen momento para compartir contenido relevante y atractivo relacionado con tu negocio.

Descubre la mejor manera de interactuar con tus clientes actuales y hazlo de manera creativa.

Pregúntate: ¿Cómo puedes involucrarte y comunicarte mejor con tus clientes en este momento? ¿Qué puedes hacer para alentar a tus clientes actuales a apoyar tu negocio? ¿Qué están haciendo otras compañías para atraer clientes que tú también podrías estar haciendo o podrían ayudar a tu negocio?

4. Explora los beneficios de la colaboración

Hay un proverbio africano que dice: «Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado”. El objetivo de la colaboración puede ser nuevas ideas, explorar sinergias y crear nuevas asociaciones comerciales, donde 1 + 1 = 5. Las asociaciones pueden ayudarte a tener acceso a nuevos clientes, nuevos productos o nuevos mercados.

Muchas empresas han forjado asociaciones innovadoras durante este tiempo.

Pregúntate: ¿con quién podría colaborar? ¿Con qué empresas hay sinergias o perfiles de clientes en común? ¿Qué asociaciones actuales serían mutuamente beneficiosas para mi negocio?

5. Intenta y falla (¡y vuelve a intentarlo!)

Nunca ha habido mejor momento para intentar (¡y fallar!). Ahora es el momento de experimentar. Lanza rápidamente nuevas ideas con una inversión mínima. Céntrate en los resultados. Aprende y mejora con cada intento. No todo lo que pruebes funcionará. Y eso está bien. Esperar a fallar. Sigue adelante. Puedes tomar varios intentos en descubrir qué funciona para ti. Sé valiente. Ten coraje. La persistencia vale la pena al final.

Pregúntate: si haces una pequeña prueba de una nueva idea y falla, ¿qué es lo peor que puede pasar y qué conocimiento puedes obtener al intentarlo? ¿Cómo puedes beneficiarte explorando una nueva asociación o colaboración?

Abraza el cambio

Si tu negocio se ha visto muy afectado por la crisis actual, no estás solo. Es importante recordar que se pueden construir grandes empresas en tiempos difíciles.

Muchas de las compañías exitosas que ves hoy: WhatsApp, Uber, Credit Karma, Pinterest, Slack, Venmo y Square se fundaron durante la recesión de 2008. ¡Abraza el cambio! No te concentres en lo que no puedes controlar… piensa en lo que sí PUEDES.

Fuente: entrepreneur.com