Lunes 15 de marzo 2021

El Método ALPEN: Organiza mejor tu tiempo de trabajo.

El Método ALPEN. Este término se refiere una técnica sencilla que se ha hecho muy popular y que te ayuda a gestionar tu tiempo o, en otras palabras: A estructurar de forma óptima tu autogestión.

Definición: ¿Qué es el Método ALPEN?

Su nombre proviene de la cadena montañosa europea y, para algunos, se trata de la cumbre de la auto-organización: El Método ALPEN. Este término se refiere una técnica sencilla que se ha hecho muy popular y que te ayuda a gestionar tu tiempo o, en otras palabras: A estructurar de forma óptima tu autogestión.

Esta técnica fue desarrollada por el economista y experto en gestión del tiempo Profesor Lothar J. Seiwert. “El Método ALPEN es tan simple como efectivo”, cuenta su creador en sus numerosos libros de autoayuda. “La cuestión es hacer que el usuario se concentre en una planificación práctica del trabajo del día y en un establecimiento consistente de las prioridades, y sólo requiere cinco minutos diarios de planificación”. Junto con la Matriz Eisenhower y el método SMART, el método del Profesor Seiwert es uno de los métodos actuales de gestión del tiempo que tienen más éxito.

 

Técnica: ¿Cómo funciona el Método ALPEN?

Se trata de desarrollar paso a paso nuevas habilidades para la gestión del trabajo diario. La ideas es tomarse un poco de tiempo la tarde anterior o a primera hora por la mañana de un día de trabajo. Las siglas A-L-P-E-N se corresponden con palabras alemanas para estas cinco actividades:

  • A – Crear una lista de actividades (Aufgaben) con todas las tareas y las reuniones
    Escribe todas las actividades, incluyendo reuniones, mensajes urgentes de correo electrónico y citas con clientes.

  • L – Estimar la duración (Länge) de la tarea
    En el siguiente paso, tienes que asignar una duración a todas las tareas. Por ejemplo, 30 minutos para las reuniones, 15 minutos para los mensajes de correo electrónico. Así utilizas el tiempo más eficientemente y aumentas tu productividad.

  • P – Planificar tiempos extra (Pufferzeiten)
    El elemento distintivo que incorpora la técnica del Profesor Seiwert: Tienes que dar por hecho que va a haber pérdidas de tiempo impredecibles. Siempre existe la posibilidad de una interrupción, ya sea que un compañero está enfermo o que las llamadas duran más de lo previsto. Asignamos un 20% del tiempo como duración extra, y a eso le añadimos otro 20% dedicado a actividades sociales como tomar un café o conversar con los compañeros.

  • E – Establecer prioridades (Entscheidungen)
    Vuelve a echarle un vistazo a tu plan. ¿Es factible resolver todas las tareas en sólo el 60% de tu tiempo? ¿Cuáles de las tareas son urgentes y cuáles pueden posponerse hasta mañana? ¿Cuáles pueden delegarse? El Principio Eisenhower puede ayudarte con la priorización.

  • N – Seguimiento (Nachkontrolle)
    Después de hecho el trabajo, comprueba si tus estimaciones han sido correctas. Este método aprovecha la experiencia obtenida. Haz los cambios que consideres necesarios y, mientras tanto, haz el plan para la mañana siguiente.

¿Qué ventajas tiene el Método ALPEN?

  • Una lista de tareas muestra tu productividad.

  • Los límites y los plazos tienden a aumentar la motivación. Pierdes menos tiempo y consigues hacer más tareas.

  • Los tiempos extra son de gran ayuda, especialmente en estos tiempos de agilidad y flexibilidad.

  • Consigues los objetivos sobre los que realmente te has centrado. Esto significa más éxitos, menos estrés y un trabajo más relajado.

 

Fuente: Job-wizards.com