Lunes 05 de abril 2021

Prioridades para el retorno a la oficina

La pandemia ha generado cambios a nivel mundial, afectando así el futuro del trabajo. Aunque el trabajo remoto ha existido durante décadas, su implementación ha encontrado varias barreras.

A causa de la pandemia se han vivido cambios a nivel nacional y mundial, afectando así el futuro del trabajo.  A pesar de que el trabajo remoto ha existido durante décadas, como medida de balance y flexibilidad, su implementación ha encontrado varias barreras, entre ellas la reducción de las relaciones interpersonales, lo difícil que resulta separar la vida laboral de la familiar al encontrarse en mismo entorno.

Sin embargo, la necesidad de un espacio de trabajo no disipa la inquietud con la que empleadores y colaboradores se enfrentan a la hora de pensar en el regreso a las oficinas: ¿será posible volver a compartir ideas y colaborar con otras personas, en un espacio que nos haga sentir seguros?

Pues es necesario tener en cuenta que la flexibilidad sin priorizar la salud, no es seguridad. Por eso en Amautha Hub  hemos aplicado nuevos protocolos en respuesta a la pandemia del COVID-19, nuestras oficinas cuentan con medidas de seguridad y limpieza optimizadas en línea con las disposiciones dadas por el COE Nacional y Cantonal, para que así puedas sentir mayor comodidad y tranquilidad en el trabajo.

 

Implementar protocolos y educar 

Así como en Amautha Hub se implementó protocolos, de manera tal de que miembros y visitas puedan recordar de manera amigable cuáles son las pautas a seguir para la tranquilidad y seguridad de todos, todas las empresas alrededor del mundo debieron no solo implementar los protocolos sino también contribuir a la educación de estos entre sus colaboradores. 

Varias empresas se vieron en la necesidad de educar a sus empleados para poder seguir brindando servicios seguros. Aunque al inicio fue duro, debido a que no existía una cultura que promueva este tipo de cuidados, como el lavado de manos, el distanciamiento social y el uso de mascarilla. Sin embargo, en la actualidad se han convertido en parte de nuestro diario vivir.

 

Alcanzar el bienestar físico y mental

A raíz de la pandemia del COVID-19 muchas empresas, en todas partes del mundo, debieron buscar la manera de reinventarse.

Tal fue el caso de varios instructores deportivos, que al no poder seguir ofreciendo un espacio físico donde las personas pudieran ejercitarse, tuvieron que apelar a las herramientas digitales para hacer una gran transformación en los servicios.

Y es que con las limitaciones propias de la cuarentena, no era momento para abandonar a los clientes a un sedentarismo que repercutiera en su salud física y mental. Por eso es que, buscaron darles a sus usuarios no solo otras opciones para seguir entrenando, sino también espacios donde pudieran informarse para adquirir hábitos alimenticios más saludables y donde cuidar además su salud psíquica. Además, esto creó una cultura, debido a que antes de la pandemia sólo existía una forma de entrenamiento en la psique de las personas, esta era la presencial, pero ahora el entrenamiento virtual se ha convertido en una opción viable.

 

Actitud positiva para enfrentar los desafíos

La pandemia no solo afectó a la salud mental y física también golpeó la economía de las distintas naciones, provocando la caída de varias empresas constituidas y un sin número de emprendimiento que se encontraban ya en marcha. Lo que despertó en varias personas la resiliencia y la perseverancia para volverse a levantar y seguir luchando por sus metas a pesar de la difícil situación, pues el ser humano tiene la característica de de resurgir a pesar de las caídas. 

En un mundo donde la pandemia del COVID-19 ha puesto de manifiesto que la salud es el principal engranaje de cualquier actividad que el ser humano emprenda. Alcanzar el bienestar físico y mental no es sólo de vital importancia para los individuos, sino que las consecuencias de hacerlo tienen un impacto por demás positivo en el entorno laboral. Por eso en Amautha Hub nos encontramos comprometidos y convencidos de que el regreso a la oficina puede ser una decisión simple y asertiva. En donde la salud y la seguridad de las coworkers sea la prioridad.

 

fuente: wework.com