Viernes 09 de abril 2021

Formas de financiar emprendimientos emergentes

Ser innovador, perseverante y apasionado por lo que haces al momento de sumergirte en el mundo de los negocios es importante. Sin embargo, esto no lo es todo para llevar tu proyecto al éxito

Ser innovador, perseverante y apasionado por lo que haces al momento de sumergirte en el mundo de los negocios es importante. Sin embargo, esto no lo es todo para llevar tu proyecto al éxito. Algo primordial es tener claro tu modelo de negocio, el cual te permitirá identificar la fuente de financiamiento que más se ajusta a tu proyecto.

Un estudio hecho en 2017 por el Failure Institute (en Argentina, Colombia, Alemania y México) determinó que más del 80% de los emprendedores que fracasaron no incubaron, ni aceleraron sus negocios. Incluso más de la mitad no tenían siquiera registros contables formales, siendo uno de los más graves errores entre los emprendedores.

Es necesario tener en claro que las fuentes de financiamiento representan todas las clases de inversión que existen en el mercado. Desde inversiones familiares, públicas o privadas hasta las innovaciones más disruptivas en el mundo empresarial que cada vez toman más fuerza en el plano de los negocios.

Existen tipos de fuentes de financiamiento para emprendedores que ya tienen tiempo en el mercado y buscan sostenibilidad de su empresa por medio de la inversión (interna y externa) o inyección de capital.

También para aquellos nuevos emprendedores que recién irrumpen en el mercado. Ejemplo de estos financiamientos lo representan el crowdfunding, crowdlending y el capital de riesgo. Estos han tomado más fuerza en los últimos años con los modelos de negocios disruptivos, cambiado el sistema de inversión, creando un nuevo orden y una nueva manera de hacer las cosas.

Aquí te presentamos 10 de las fuentes más utilizadas en el momento.

 

1. FFF: Friends, Family and Fools

Cuando un emprendimiento todavía es solo una idea, y no tenemos nada que garantice la devolución del dinero, solo hay 3 grupos de personas que nos pueden prestar dinero a bajo o nulo costo, o invertir en nuestro emprendimiento. En el ámbito de los startups se los llama FFF, por la sigla en inglés de Amigos, Familia, y Tontos.

Si bien esta puede ser una fuente de financiamiento de bajo costo, hay que tener en cuenta los riesgos que implica. Si se van a poner en juego relaciones personales, hay que tratar de evitar problemas aclarando desde un principio los riesgos que está asumiendo el inversor, o la forma en que devolverás el dinero si las cosas no salen bien.

 

2. Crowdfunding

El crowdfunding ha venido a sustituir la inversión de grandes cantidades de dinero de una o varias personas por pequeños aportes en mayor cantidad. Representa una forma de financiación innovadora que ha roto con los viejos modelos. El micromecenazgo, como también es llamado, consiste en el financiamiento colectivo o en masa que se obtiene desde plataformas digitales creadas especialmente para ello.

Para conseguirlo, los distintos tipos de emprendedores deben presentar sus proyectos en la plataforma y los usuarios empezarán a realizar sus aportes. Esta nueva forma de financiación colectiva se ha convertido en una de las opciones más desarrolladas en los EE.UU y cada vez es más popular en España.

Existen varias alternativas en el mercado mundial respecto a estas plataformas como Kickstarter, Indigegogo, Ideame y HazVaca, una iniciativa ecuatoriana que busca reunir fondos para emprendimientos, proyectos culturales, sociales, deportivos, educacionales y salud, entre otros.

 

3. Crowdlending

Este tipo de fuente de financiamiento para emprendedores es una variante de los crowdfunding cuyos aportes provienen de particulares. Se trata de una financiación en masa a través de préstamos a cambio de un tipo de interés por dinero prestado.

Una de las plataformas que brindan este tipo de financiamiento en Ecuador es Fundepro que gestiona operaciones de crédito a través de su plataforma destinadas a poner en contacto a personas que quieren prestar su dinero con otras que lo necesitan.

 

4. Inversionistas ángeles

Se llama inversores ángeles a aquellos que invierten en empresas en una etapa temprana. Se los llama así por invertir en emprendimientos de muy alto riesgo. Suelen hacerlo en montos pequeños y en muchas empresas al mismo tiempo, para que el éxito de algunas pueda compensar la pérdida total de su inversión en algunas otras.

 

5. Venture Capital    

El venture capital o capital de riesgo nació con el surgimiento de Silicon Valley. Es una de las fuentes de financiamiento para emprendedores que ha tomado fuerza con el surgimiento de los modelos de negocio disruptivos. Consiste en la inversión de grandes cantidades de dinero en empresas unicornio o con potencial de escalabilidad.

 

6. Financiamiento gubernamental

Los gobiernos nacionales, provinciales, y municipales, suelen tener diversos programas para ayudar a financiar sus primeros pasos a los emprendimientos y pymes. En la actualidad existen programas como Reactívate Ecuador que apoya a las micros, pequeñas y medianas empresas para la reactivación económica. Por otro lado, la Empresa Pública Municipal para la Gestión y Competitividad, Épico, cuenta con varios programas cuyo objetivo es impulsar ideas y convertirlas en oportunidades.

 

7. Concursos

Son convocatorias hechas por empresas, fundaciones y corporaciones que desean contribuir con el ecosistema emprendedor. El fin de estos tipos de fuentes de financiamiento para emprendedores es el de impulsar a empresarios emergentes que demuestran tener un gran potencial.

 

8. Incubadoras y aceleradoras

Estos organismos no solo permiten financiar tus gastos iniciales con dinero, sino también proveen de muchos de los servicios que podrías necesitar al empezar un emprendimiento como mentorías, espacio físico, herramientas, experiencia y contactos. Encuentra más información sobre nuestros programas de aceleración e incubación.

 

9. La banca comercial

De los tipos de fuentes de financiamiento para emprendedores esta representa una de las más tradicionales existentes en el mercado. También es una de las más complicadas de conseguir, pues suele estar disponible para proyectos muy solventes y con un plan financiero muy detallado. Por ello, esta fuente de financiamiento es recomendable para aquellos negocios con avales y recursos propios para responder.

 

10. Capital privado (Private equity)

Su objetivo es encontrar empresas ya consolidadas, con cuatro o cinco años de operación, para inyectar capital y lograr crecimientos de más del 100% anual con rendimientos mínimos del 40%. Suelen tener como meta la internacionalización del emprendimiento.

  

Fuente: Coworking Fy